Armaduras de cuero 

Armaduras de cuero y otras protecciones medievales y de fantasía

El cuero es un material flexible y cálido, de origen animal, obtenido con el curtido de la piel. Las armaduras y complementos se fabrican con la de vacuno, ya que no trabajamos con pieles de animales que se críen por su piel.

Las armaduras de cuero, históricamente tienen un periodo de utilización enorme. Se han usado pieles para calentarse y protegerse, prácticamente toda la existencia de la humanidad. Pero vamos a focalizarnos en la parte medieval y acercarnos hasta el siglo XVII como máximo, con las cueras y las protecciones de los Tercios españoles y los principios de la pólvora.

Fabricamos las armaduras artesanalmente, y se hacen por encargo, con las especificaciones de tamaño y colores de cada cliente. El tiempo que se requiere es de unas 3-4 semanas, incluyendo el envío.

Para la fabricación de armaduras de cuero, las diferentes placas de piel (que suelen ser de 3 a 4 mm de grosor), se cosen a mano con hilo encerado o más habitualmente, se remachan con remaches metálicos. Estas armaduras pueden ser de muchas formas, debido a la flexibilidad del cuero, lo que lo hace ideal para confeccionar armaduras de fantasía.

En nuestro catálogo tenemos armaduras completas, brazales, perneras o grebas, hombreras y cascos. Hay una sección específica dedicada a las armaduras de mujer, diseñadas con líneas femeninas y con una gama de protección variable, según las necesidades de la portadora.

Algunas armaduras se cierran con cordones y otras con hebillas. Sin embargo, dado que se fabrican por encargo con la medida y color que el cliente desea, no hay problema en cambiar el tipo de cierre, adaptándolo a las preferencias, y lo hacemos sin ningún coste. Cualquier adaptación puede ser consultada en nuestro correo o chat de atención al cliente.

Categorías

Menu