5 PASOS SOBRE CÓMO HACER UN DISFRAZ MEDIEVAL O TRAJE MEDIEVAL

Bien, resulta que queremos un traje medieval para una feria, un mercado de época, un rol en vivo, una boda medieval o una fiesta o celebración de algún tipo y no sabemos muy bien por dónde empezar.

1. La base

Aquí van algunas ideas para tener lo básico cubierto:

Traje medieval para chica/mujer

traje druida vestido medievalPues para ser sinceros, la mujer lo tiene un poco más fácil en este punto, ya que puede solucionarlo todo de una manera sencilla con un vestido. El vestido medieval siempre es una alternativa fácil, que cubre del cuello u hombros a los pies.

Se puede completar el vestido con algún tipo de adorno para la cabeza, dependiendo del estilo de vestido, como una tiara, un sombrero o tocado, pero hablamos más de esto en la siguiente sección: «complementos».

Si el vestido no es apropiado para el tipo de traje que queremos, podemos ir a las dos partes: blusa y falda o blusa y pantalones para aventureras con mayor componente de fantasía.

Las mangas anchas (de trompeta) tenderán a dar un aire más noble que las estrechas. Implican que no se hace trabajos con esa vestimenta y que requiere más tela para hacerlo, por lo que es más propio de dama adinerada o de traje para ocasiones especiales.

Sobre las dos piezas podemos utilizar un corsé o chaleco, ya sea de tela o de piel, u otras prendas como chales, pañuelos o chaquetas.

Traje medieval para chico/hombre

Con el traje de hombre vamos a tener que empezar por las dos piezas casi por necesidad, aunque tenemos diferentes opciones.

Podemos combinar distintas prendas para el torso con unos pantalones. Túnicas de manga corta o larga, son apropiadas siempre. La largura de la túnica también es variable, aunque deberían quedar entre el muslo y la rodilla. La camisa con adornos (botones o acordonados) en cuello y mangas es más propia del siglo XV en adelante, si bien en fantasía no estamos limitados por esta cuestión.

2. Complementos

mujer cazadora medievalAhora vamos a darle gracia a nuestro traje medieval.

Cinturones. Uno o más. Su evolución va de más estrechos a más anchos, según avanza la edad media, y de más cortos a más largos, según las posibilidades económicas del personaje. Si quieres usar un cinturón que ya tengas, comprueba que la hebilla sea lo más rudimentaria y no brillante posible. Los cinturones largos suelen dar más gracia al traje, con el sobrante colgando en la parte frontal o un poco de lado, salvo que te decidas por uno ancho de guerrero, que se llevan cerrados sobre sí mismos, como actualmente.

Una bolsa de piel. Te permitirá llevar todas esas cosas que seguramente desees llevar encima y además es un complemento que mejora el conjunto sensiblemente.

Adornos para la cabeza. Gorro (de paja, lana, algodón o piel), crespina (de tela o serraje), tocado, diadema, una trozo de cordón (de tejido no sintético o cuero), capelina con capucha, pañuelo o tiara de joyería. Hay muchas opciones y todas ellas completarán considerablemente tu traje.

Brazaletes o muñequeras. Sencillos y asequibles. Es el equivalente medieval a los puños de camisa. Se pueden colocar sobre las mangas o directamente en los antebrazos (para trajes de manga corta).

3. Prendas adicionales

Los trajes medievales se hacen por capas. Cuantas más capas tenga, más sofisticado y creíble será. Sobre la blusa o camisa puedes añadir un corsé o una túnica, o una sobrevesta, o una prenda de piel, que además hace las veces de armadura ligera o acolchado.

Para épocas más avanzadas, jubonescasacaschalecos; puedes llevarlo cerrado o abierto, dejando ver las prendas de debajo.

disfraz traje pirata complementosSi tu traje no es de verano, prueba a añadirle un trozo de tela para el cuello, algo más corto que una bufanda.

Una capa siempre quedará bien sobre todo lo demás y hace las veces de abrigo.

Polainas o vendas para las piernas. El calzado histórico o medieval es costoso. Para un traje de mujer, puedes tener más facilidad de usar botas de piel o incluso piel sintética, o zapatos planos sencillos de material y color que no sean claramente anacrónicos y modernos. Si además llevas falda o vestido largo, se verán muy poco. Pero si es para un traje de hombre, la disponibilidad de botas a buen precio es mucho menor y los zapatos de hoy van a ser bastante obvios a primera vista, así que las polainas (un complemento de piel que equivale a la caña de las botas y que cubre una parte del calzado), pueden ayudarte con esto, ocultando el acordonado del zapato (elije mejor zapatos de punta redondeada y no estilo mocasín) y la parte del tobillo.

Más económico aún son las vendas. Véndate, con una tira de tela de unos 10-12 cm de ancho, desde el gemelo hasta el tobillo, dando alguna vuelta por debajo del arco del pie, en el hueco que deja el leve tacón de los zapatos de hombre. Sujeta el final de la venda tensándola bien y metiéndola de nuevo bajo ella misma, ayudándote si es necesario de un imperdible.

También puedes vendarte el pie completo y ponerte encima una sandalia o alpargata de piel o material vegetal.

4. El grado avanzado

dama guerrera con hombrerasSi quieres destacar sobre los demás, a partir de aquí se nota seriamente el nivel. Si ya tienes lo básico de tu traje y quieres ir más allá, si éste no es tu primer mercado medieval o te has propuesto marcar la diferencia en esta fiesta, boda o evento de época, sigue leyendo:

Partes de armadura. Pueden ser de cuero, o una cota de malla, o unas hombreras o brazales de metal. Un peto de acero, un gorjal de cuero o toda una armadura completa. Recuerda siempre que las armaduras de metal (sean de cota de malla o de placas de acero) es recomendable llevarlas sobre una prenda acolchada o gambesón. El propio gamesón puede también ser una prenda adicional que llevar sobre las prendas básicas. En este caso, los cinturones y complementos, colócalos encima del gambesón o de la armadura y no debajo.

Puedes ir adquiriendo o fabricando distintas piezas poco a poco y combinar unas con otras.

Armas y arreos. Una espada con su vaina o portaespadas, una daga, un arco y un carcaj con flechas, una lanza o incluso un cayado o una herramienta de labranza si le pega más.

Calzado medieval. Unas buenas botas altas, botines o zapatos medievales de piel son un buen complemento avanzado, conforme vayas adquiriendo partes de tu traje.

5. El toque profesional

guardabosques montaraz guerreraUn par de consejos para finalizar tu traje «nivel pro». El segundo no es necesariamente adecuados para toda situación, habrás de valorarlo.

«Dále personalidad». Añade a tu traje algunos detalles únicos. Símbolos religiosos, pequeños adornos (una pulsera de cordones, un collar de grandes eslabones), joyería (bisutería), un peinado curioso, plumas en el gorro, un pañuelo o trozo de tela atado a cualquier parte, vendas de una vieja herida, cicatrices, lentillas de color, una venda en los ojos o un parche en el ojo.

Virtualmente cualquier cosa que se te ocurra que puedas colgar de un cinturón: alguna herramienta o utensilio, una taza de madera, metal o barro, un cuerno, trozos de cuero o pieles, cordones, trozos de tela, bolsitas con cualquier cosa, un manojo de hierbas o tallos, pequeños objetos de madera atados entre sí con lanas o cordones.

También puedes coser alguna cosa a tu sombrero, o la ropa, o ponerle parches.

¡Deja tu imaginación volar!

«La suciedad es histórica». No vayas hecho un pincel. Que tu traje no se vea nuevo. Esto no será un problema si lo has usado bastante de por sí, pero envejecer y ensuciar el traje y los complementos te dará un aire de verosimilitud. También puedes añadir cosas viejas de las que te recomendábamos en el punto anterior. Las prendas limpias y de colores vivos llaman más a la palabra «disfraz» que a vestimenta o traje. Puedes manchar deliberadamente alguna prenda de manera sutil, o patente, si es lo apropiado al atuendo.

soldado tercios siglo xvii

Como decíamos, tienes que valorar para qué es el traje medieval y cuándo lo vas a usar. Si bien, para un rol en vivo, un carnaval, un mercado medieval o una recreación, puede resultar muy apropiado. A lo mejor para una boda medieval o una fiesta, puede ser menos factible.

Y hasta aquí nuestros consejos. Si tienes cualquier duda sobre cómo combinar tu traje o qué podría ser más apropiado, no dudes en utilizar nuestro servicio, totalmente gratuito, de asesoría de Tienda EFEYL, escribiéndonos a pedidos@tienda.efeyl.org. Estamos aquí para ayudarte.