UTENSILIOS | MEDIDAS | PATRONES | COMPLEMENTOS | CORTAR Y COSER | SEGUN PERSONAJE | ASI LO HICE | TELAS
Tutorial para polainas y cubrebotas

Primero tenemos que medir el largo de la bota desde el tobillo hasta el largo deseado, lo más práctico es bajo la rodilla ( a esta pieza se le llama caña)
Ahora medimos el ancho de pierna ( por la parte más ancha) y alrededor del tobillo (la más estrecha.
Dibujamos lo que hemos medido teniendo en cuenta que los dos anchos debemos dividirlos entre dos y esta será la medida que coloquemos.
Ahora vamos a colocar sobre las medidas anteriores las medidas del pie:
Para el alto del pie, medimos desde el tobillo hasta el suelo, la medida desde el empeine hasta la punta del pie, y el largo del pie. Para saber qué medida será el talón, restaremos la medida de empeine a la del largo de pie, (que va desde el talón hasta los dedos).
Nota: dividiremos el largo del pie entre 3, 2/3 irán colocados en la medida de empeine y 1/3 será lo que dejemos para el talón.


Aquí está el esquema de lo que será la polaina o falsa bota
Ahora vamos a dar la forma a este esquema depende de lo que queramos, si cubrir medio calzado o todo.
Ahora ya tenemos lo que serán los patrones, en la imagen de la polaina tenemos una opción para no hacer la puntera y que está señalada con la línea discontinua, es decir tenemos 2 posibles modelos puestos en un solo dibujo. En la imagen de la derecha "A" tenemos dos formas de hacer la parte trasera de la rodilla. Una de ellas, (línea discontinua) no llega a tocar la articulación y es más cómoda a la hora de flexionar la pierna.
La forma de la línea continua sube lo justo para cubrir la articulación y además se ensancha un poco, para evitar el roce en la piel, este modelo al igual que el modelo "B" van completamente cerrados por detrás.
Cortar la piel:
Para cortar la piel primero, debemos pasar el patrón hecho en papel manila o periódico a cartulina, dando 1 cm más (que será lo que quedará para la costura) y una vez hecho ese patrón modificado en cartulina lo colocaremos sobre la piel, del derecho. Ahora tenemos 2 posibles formas de cortar: la más sencilla es señalando con bolígrafo por el derecho de la piel y cortar con tijera o colocar la piel sobre un cristal o plancha de hierro y cortar al borde del patrón (que sujetarás con la mano izquierda) con un fleje muy afilado (esta manera es la más correcta pero la más peligrosa si no tienes práctica ya que se te puede resbalar el fleje y cortarte).
Una vez cortada una parte, señalarás otra de la misma manera y con la pala (parte del empeine) en la misma dirección. Luego harás lo mismo con la pala mirando en sentido contrario.
Ahora tienes que acarar las cuatro piezas de manera que queden con la parte del derecho hacia dentro, ahora tienes 2 botas sin coser.
Para coserlas, coges las partes acaradas perfectamente y sobre el revés marcas la forma del patrón que cortaste en papel. De forma que te quede un cm para la costura. Ahora sujetando muy bien las piezas para que no se muevan, coses a máquina la parte delantera de la bota y el talón (solo el talón).
Una vez cosida recortas la piel que sobra con unas buenas tijeras de manera que quede una distancia entre la costura y el borde de 2 mm aprox. Ahora apoyas la costura sobre una superficie y la rayas (preferiblemente con una tijera sin filo o algo similar).
Ahora el borde superior de la bota lo doblaremos hacia dentro, marcando a 1 cm y lo pegaremos con cola de contacto exceptuando ½ cm que debemos dejar en el borde trasero para que al doblarlo después no nos deje un canto muy grueso. Así tendría que quedar según la imagen. Una vez doblado y pegado daremos unos golpes con un martillo insistiendo en los bordes laterales.
Ahora doblamos a un cm, los dos laterales repitiendo el proceso anterior. Ya tenemos la bota o polaina lista para ponerle unos ojetes en la parte trasera y atarlo con cordones.